partes de una trompeta

Partes de la trompeta y para qué sirve cada una

La trompeta es un instrumento de viento metal que ha evolucionado a lo largo de la historia hasta convertirse en indispensable para determinadas formaciones y estilos musicales. Conocer las partes de la trompeta y su función nos ayudará entender cómo funciona y las posibilidades musicales que ofrece.

Existen varios tipos de trompeta, según su afinación (en Sib, en DO, piccolo, etc.) o tipo de construcción (trompeta alemana o de cilindros y trompeta de pistones o válvulas perinet). En este caso, y a fin de tomar como ejemplo la trompeta más utilizada, nos basaremos en la trompeta de pistones en Si bemol.

Empecemos por la materia prima, ¿de qué material está fabricada una trompeta?

Material de fabricación

Aunque podemos encontrarnos en el mercado con trompetas fabricadas íntegramente en plástico, otras con la campana de fibra de carbono o madera, el material más común para fabricar la mayoría de las partes de la trompeta es el latón, una aleación de cobre y cinc.

Además de latón, también podemos encontrar materiales como el bronce (aleación de cobre y estaño) o la plata esterlina (plata y cobre) para la fabricación de la campana; el monel (níquel y cobre) para los pistones;  materiales como el corcho natural o sintético para frisar las llaves de desagüe, y por último el plástico, para las guías de los pistones de algunas trompetas y también para los botones de los pistones, que en otros casos son de nácar o madera.

Ahora que sabes cuáles son los materiales empleados en la fabricación es el momento de mostrarte cada una de las partes de la trompeta y que función desempeña cada una. Para ello, seguiremos el mismo camino que el aire, desde que es proyectado por el intérprete hasta que sale por la campana del instrumento.

Partes de la trompeta

La boquilla

boquilla de la trompeta

Es el primer elemento por el que se transmite el aire y la vibración de los labios del músico al resto del instrumento. Se trata de una especie de copa, habitualmente de metal, en la que cada parte es crucial para la comodidad, sonido, registro o flexibilidad a la hora de tocar. Las partes de la boquilla son el aro, la copa, el granillo (o cuello), el cono interior y el tudel.

Existen muchos fabricantes y modelos diferentes de boquillas para que se adapten a las necesidades del músico y de hecho, es frecuente que un mismo músico utilice varias diferentes dependiendo del contexto musical o de sus necesidades.

No es raro encontrar comentarios sobre gente que busca una boquilla especial para agudos o incluso profesores que recomiendan una u otra boquilla o directamente te obligan a deshacerte de la que trae tu instrumento, aunque a penas acabes de comenzar a aprender…a mi modo de ver la boquilla es algo así como el calzado, cada uno tiene su talla, e incluso dependiendo de si vas a hacer deporte o estar en casa te compensará utilizar un equipo u otro y lo mejor que puedes hacer es probar por tí mismo. Para más información sobre esta reflexión puedes consultar este artículo –> https://www.vientometal.com/la-boquilla-perfecta/

El tudel

La siguiente parte de la trompeta es el tudel, el tubo donde se encaja la boquilla que lleva justo hasta el primer tramo curvo de tubería (bomba general o de afinación). Existen varios calibres diferentes y aunque normalmente es una pieza fija soldada al cuerpo del instrumento, también hay modelos de trompeta con varios tudeles intercambiables o la posibilidad de que un luthier suelde un tudel diferente al de origen a fin de obtener otros resultados interpretativos o simplemente sustituir uno viejo por otro nuevo, ya que suele ser una de las partes que más sufren el paso del tiempo, la saliva y el sudor de las manos.

Bomba General o de afinación

Es el primer tubo curvo de la trompeta, justo después del tudel y antes de los pistones. Su posición se ajusta longitudinalmente, de manera que podemos alargar o acortar la distancia que tiene que recorrer el sonido influyendo por lo tanto en la afinación del instrumento en general. Como con casi todas las partes de la trompeta hay diferentes modelos y formas…los llamados «redondos» (con una curvatura uniforme), los «cuadrados» (con dos curvas más acentuadas al principio y al final y una parte central más recta) como los que montan muchas trompetas Bach, y también asimétricos como los característicos de las trompetas Fides.

Algunos fabricantes como Carol Brass incluyen dos modelos diferentes de bomba general para que podamos elegir entre uno u otro según lo necesitemos. En la parte más baja de la bomba general se suele acumular saliva y sobre todo condensación de vapor de agua producto de la respiración, es por ello que existe una llave de desagüe o evacuación.

Los Pistones o Émbolos

Puedes verlos en acción en el siguiente link:

https://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/a/a1/Pist%C3%B3n_de_trompeta.gif

Por pistones entendemos un conjunto de elementos dispuestos de forma cilíndrica que permiten desviar el flujo de aire hacia circuitos alternativos cuando estos son pulsados. Lo más común es que sean 3 y estos se numeran empezando por el que está mas cerca de la boquilla (1), también podremos ver cómo la trompeta piccolo cuenta con cuatro, y cada vez más los fabricantes apuestan por incluir en su catálogo modelos de trompeta con 4 pistones como puede ser el caso de la Stomvi Titan 4 Valve Edition o la Lotus Rapa 4 Valve con un rotor extra además de los 3 pistones.

Cada pistón cuenta con dos posiciones, en reposo o accionado…en reposo, el aire circula directo atravesando el pistón hacia el pistón siguiente y si éste es el último del recorrido sigue hacia el exterior por la campana. La otra posición es accionado, cuando esto ocurre el aire es desviado hacia un circuito dependiente de cada pistón de tal manera añadimos longitud al recorrido que debe hacer el sonido y el aire para salir por la campana.

Si bien los músicos de viento metal pueden hacer resonar el instrumento en distintas frecuencias en relación a la serie armónica (es decir, dar varias notas con la misma posición), al pulsar los diferentes pistones se alarga la tubería por la que pasa el aire y por lo tanto baja la afinación. Cada pistón cuenta con un muelle para volver a la posición de reposo tras dejar de ser accionado.

Las bombas

Estos circuitos alternativos por los que atraviesa el aire cuando se accionan los pistones se denominan bombas. Cada una tiene una longitud diferente para que al combinarlas nos permitan dar todas las notas de la escala cromática. De esta manera, la bomba del primer pistón (el más cercano a la boquilla) baja la afinación un tono (por ejemplo de DO a Sib); la bomba del segundo pistón baja la afinación medio tono (por ejemplo de DO a SI), y la bomba del tercer pistón (el que está más cerca de la campana) baja la afinación un tono y medio (por ejemplo de DO a LA), es frecuente que en esta bomba se incluya también una llave de desagüe.

Las bombas 1 y 3 son extensibles y tienen sujeciones para dedos de la mano izquierda de forma que permiten hacer pequeñas correcciones de afinación en notas especialmente desafinadas por naturaleza en la trompeta como por ejemplo el DO sostenido grave.

Campana

Tras atravesar los pistones, el sonido entra en la última parte de la trompeta, la campana, también conocida como pabellón. A diferencia del resto de tubos de la trompeta, que son cilíndricos, es decir, mantienen el mismo calibre interior; la campana es cónica, incluso en su codo o curva y casi hasta el final, donde el diámetro ya se agranda mucho de manera repentina. Es un elemento crucial para la proyección final del sonido y por lo tanto existen muchas medidas, materiales y técnicas diferentes de fabricación para adecuarse a los requisitos del trompetista. En algunos modelos ésta es desmontable permitiendo su sustitución con facilidad pudiendo decidir cuál utilizar en función de las circunstancias.

Como ves, cada parte del instrumento, por pequeña que sea tiene una importancia clave para la interpretación. He visto a músicos desesperados por una rotura inesperada del corcho de la llave del desagüe en plena actuación. Pese a ello y sin quitarle la debida importancia al equipo, lo más importante es conocer tu instrumento y no obsesionarse con echarle la culpa a la boquilla, el tamaño de tu campana o lo bien que te vendría ese cuarto pistón.

Me encanta probar instrumentos y sé apreciar la diferencia entre uno profesional y otro de iniciación pero también creo que es más determinante el músico y las horas de práctica. Un trompetista profesional con una trompeta de iniciación seguirá sonando profesional de la misma manera que uno amateur con la trompeta más cara del mercado sonará igual de amateur. Insisto, el equipo condiciona y mucho, pero estos matices son más apreciables según aumenta tu destreza como instrumentista, mientras tanto agarra la trompeta que tengas, échale aceite y sopla!

Aquí un video sobre la fabricación de las icónicas trompetas Bach

Ahora que ya sabes cuáles son las partes de una trompeta, déjanos tu comentario si no las conocías todas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba
0 Compartir
Twittear
Compartir
Compartir
Pin